26 may. 2009


todos los años, a estas alturas de curso, comienzo el duelo

duelo por tener que irme,

por despedirme de los niños, de los compañeros,

de las gentes que habitan en el mismo pueblo que yo lo hago.


pero no, este año me voy sin duelo.

por primera vez tengo ganas de volver a casa

de reencontrarme con amigos

con hermanos

con besos

(es que en este pueblo si que van caros, demonios!)



1 comentario:

Ladelmedio dijo...

Ya ha pasado un curso entero... qué manera de correr el tiempo!! Me alegro de que te esperen besos, hermanos y amigos. Aunque seguro que tus niños te echarán de menos.